martes, noviembre 21

10 gestos de lenguaje corporal para entrevistas de trabajo

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Si estás leyendo este artículo, probablemente se acerque la esperada entrevista de trabajo o quizás estés baranjando la posibilidad de cambiar de empleo. Si es así, a continuación algunos consejos de lenguaje corporal que convertirán a tu entrevista de trabajo en todo un éxito.

  • Enseña las palmas de las manos, mientras cuentes detalles importantes acerca de tu experiencia profesional. Mostrar las palmas de las manos transmite confianza y credibilidad, se trata de un gesto que realizamos cuando estamos siendo sinceros.
  • Nunca mires hacia la derecha, mientras estés contando una historia que ha ocurrido. ¿Por qué? Puesto que mirar hacia la izquierda se relaciona con recordar un hecho, en cambio, mirar hacia la derecha indica que el hemisferio relacionado con la creatividad e imaginación está teniendo el protagonismo. Muchos entrevistadores conocen este truco y hacen uso del mismo. ¡Recuerda, el hemisferio izquierdo se ocupa de la memoria; el derecho, de la creatividad e imaginación!
  • No cruces tus manos. Cruzar las manos en una entrevista de trabajo puede significar dos cosas: o estás demasiado nerviosa y necesitas una berrar imaginaria para tranquilizarte, o no estás de acuerdo con lo que el entrevistador te está contando. Este gesto puede aparecer, también, como resultado de incomodidad por hablar acerca de un tema concreto. La consecuencia de este gesto es que te aleja del interlocutor y te hace sentirte incluso más inseguro.
  • No escondas tus manos debajo de la mesa. Este gesto muestra inseguridad y le quita protagonismo a la historia que estás contando.
  • No apoyes tu cabeza en la mano. Esto activará de modo imediato la alerta “me aburro y no tengo interés alguno en lo que me están contando”.
  • Si estás de pie, no metas la mano en el bolsillo. Este gesto indica que estás escondiendo algo, es decir, no estás contando toda la verdad o incluso estás mintiendo.
  • Rascarse la nariz o tocarse la nuca indican engaño. Evita estos gestos si deseas hacer una buena impresión.
  • Poner un dedo en los labios indica esconder algo. Se trata de un gesto que realizamos cuando nos decimos a nosotros mismos que debemos quedarnos callados. Las razones más comunes son dos: preferimos no decir nuestro punto de vista (que no coincide con el del entrevistador) o escondemos una parte de la historia por su posible impacto negativo.
  • No pongas las manos detrás de la cabeza durante una entrevista de trabajo. Hay personas que realizan este gesto por costumbre, sin saber que se trata de un gesto con fuerte carga emocional. Este gesto indica una actitud dominante y, en muchas ocasiones, puede cargar de negativismo al entrevistador.
  • Recuerda dar la mano con energia, pero sin demasiada fuerza. Es difícil predecir el modo en el que el entrevistador te dará la mano, pero la situación ideal es acertar la energía con la que realizará el gesto y devolverlo con la misma. Por regla general, los hombres y las mujeres directivas suelen dar la mano con mayor fuerza; en cambio, las mujeres que están en posiciones intermedias, suelen dar la mano con poca energía.
Share.

Leave A Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies