martes, noviembre 21

7 consejos para hacer de tu entrevista de trabajo todo un éxito

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

¿Has recibido la invitación tan esperada para la entrevista de trabajo que te ayudará a conseguir el puesto de trabajo que siempre quisiste?

Si es así, ¡tranquila! A continuación, alugnos consejos que harán de tu entrevista todo un éxito.

1.En primer lugar, elige cuidadosamente la ropa y los zapatos que te pondrás. Pues como bien sabrás, para las mujeres es mucho más complicado elegir la opción adecuada. Lo que te recomiendo, es elegir colores clásicos que se relacionen con la confianza, seguridad y tranquilidad. Colores como este son el azul, el blanco y el negro. Recuerda que en el mundo de los negocios, colores como el amarillo, rojo, naranja, verde y rosa pueden llegar a configurar la primera impresión del entrevistador. Esto tendrá, en la mayoría de los casos, consecuencias negativas.

2. Además, deberás tener cuidado con la primera impresión. Recuerda que tiene tan solo 90 segundos para crear una primera impresión positiva. Una vez pasado este tiempo, tal y como explica Nicholas Boothman en su libro “Convence en menos de 90 segundos”, será difícil modificar la imágen que el entrevistador ya ha formado acerca de ti. Aunque suene extraño, la mente de cada persona intenta, a través del subconsciente, simplificar a lo que nos rodea. Como conscuencia, intentamos “encajar” a cada persona y a cada objeto en una categoría concreta. Exactamente esto es lo que ocurre cuando le das la mano al entrevistador/a la entrevistadora por primera vez.

3. Al darle la mano a alguien, transmitimos mucha más información de lo que creemos. Especialmente para las mujeres, es muy importante que este gesto se realice del modo adecuado, es decir, con la energía necesaria. Digo para las mujeres, puesto que nosotras, cuando nos sentimos nerviosas, solemos dar la mano de un modo muy tímido (con poca fuerza). Esto transmite inseguridad. Sin embargo, recuerda que dar la mano con demasiada fuerza puede resultar molesto. Lo importante es encontrar el equilibro y, para ello, te recomiendo ensayar con amigos o en situaciones que te lo permitan. Tan solo de este modo, podrás sentirte segura a la hora de dar la mano en tu siguiente entrevista de trabajo.

4. Siempre hay una pequeña conversación que, a menudo, resulta incómoda. Pues tenemos que compartir información personal con una persona que nos está evaluando y que, dependiendo de nuestras respuestas, nos dará el trabajo soñado o no. Para ello, recuerda que debes ser amable y contestar a todo lo que te preguntan. Sin embargo, no debes mostrar debilidad y, si alguina pregunta traspasa lo aceptable, no dudes en cambiar el tema de conversación. Una pregunta incómoda es la de “¿Está pensando en tener hijos?”- la pregunta tan peligrosa para toda mujer. Preguntas de este tipo traspasan lo acceptable y no debes tener miedo a mostrar tu fuerte carácter y contestar con algo como “De momento quiero una carrera profesional, sin embargo, a largo plazo no excluyo la posibilidad de pensar sobre esto”. Tras ello, sería recomendable lanzar la pregunta: ¿y usted? De esta manera dejas claro que, toda pregunta tiene sus repercusiones y, al igual que tu interlocutor, tú también tienes el poder en tus manos. Tan solo recuerda que siempre debes mantener la calma y reponder de una manera amable y equilibrada.

5. ¡Sé sincera y auténtica! De nada sirve, crear una primera impresión falsa. Pues en este caso, crearías incertidumbre a la hora de responder a las preguntas de la entrevista. Como ya he comentado, pasados los 90 segundos, la persona suele tener ya una imagen de ti. Lo importante sería reforzarla y no comenzar a modificarla a través de afirmaciones y gestos que transmiten otro tipo de personalidad.

6. Si hay preguntas a las que no puedes responder, no dudes en decir la verdad. Es mucho mejor admitirlo, a inventarse alguna mentira. Tu lenguaje corporal te dilata y lo que bajo ningún concepto debes hacer es mentir. Una vez llegado a este punto, puedes tener claro que las probabilidades de obtener el puesto deseado han disminuido, aunque no lo creas, los entrevistadores están acostumbrados a “leer la mente” por medio de lo que el lenguaje corporal les cuenta.

7. Haz preguntas. Muchas personas caen en el error de no hacer ninguna pregunta, puesto que tienen miedo a ser percibidos como demasiado atrevidos. Hacer preguntas se relacionado con ser atrevido y curioso, esto es bueno y no debes sentirte intimidada.

¿Necesitas consejos para tu entrevista de trabajo? ¡No dudes en escribirme tu duda y me pondré en contacto contigo lo más pronto posible!

Share.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies